Alrededores / Alberite de San Juan

ALBERITE DE SAN JUAN

Alberite de San Juan se sitúa sobre un promontorio en la margen derecha del río Huecha a 60 Km de Zaragoza.

De orígenes musulmanes, ha pertenecido a diferentes órdenes militares que han ido tallando el aspecto definitivo de Alberite. Recorrer sus calles es pasear a través del tiempo: la necrópolis islámica convive con los restos de un castillo medieval y la iglesia parroquial.

El primer domingo de febrero se celebran las fiestas mayores en honor al Santísimo Robado. Esta fecha conmemora el robo del Santísimo Sacramento en 1642 por tres ladrones. Aquel que portaba las formas consagradas quedó inmóvil en el campo y solo se recuperó al prometer devolver su botín. San Cosme y San Damián son los otros patrones de Alberite, cuya fiesta se celebra el 27 de septiembre. La comida popular llena de bromas y aromas la plaza del pueblo, donde se degustan las bachocas, unas judías pintas típicas de la zona.

Alberite de San Juan es fundado por los musulmanes: el topónimo árabe Al-baldah significa “la posta”. Esta época se puede acariciar en los restos del castillo y la necrópolis islámica El Quez, a un kilómetro de la localidad. En ella se conserva uno de los raros ejemplos de nevera en toda la Comarca. En este yacimiento también se han encontrado los primeros asentamientos humanos de la zona, que se remontan a fines de la Edad de Hierro, en torno al año 1000 a.C. Entre los restos hallados destacan piezas cerámicas y núcleo de sílex.Después de la Reconquista, Alberite perteneció a la Orden del Temple y, tras su disolución en el s. XIV, a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén. Por esta razón, el municipio ha pasado a denominarse Alberite de San Juan.

El vino forma parte de la cultura de Alberite de San Juan, al igual que en el resto de la Comarca Campo de Borja. El aroma de los viñedos completa la vida en esta localidad, que transcurre en plena sintonía con el entorno rural. Por otra parte, también en Alberite se degusta el néctar dorado que es el aceite Sierra del Moncayo. Esta denominación de origen protege la producción de la Comarca y asegura unos niveles de calidad en todas las empresas participantes.

El cruce de culturas que es Alberite se ha traducido en una riqueza gastronómica, que incorpora diversos productos y recetas muy especiales.Por su importancia en la tradición de Alberite, destacan las bachocas, unas judías pintas típicas de la zona. Antiguamente, los jóvenes las robaban de los campos para degustarlas en las fiestas del pueblo, aunque ahora se comparten en una comida popular el 27 de septiembre, festividad de San Cosme y San Damián. El 9 de mayo, día de San Gregorio, se elaboran y saborean las culecas o bollos preñados.

Alberite de San Juan se sitúa cerca del río Huecha, rodeado por campos y humedales que configuran un paisaje de ricos tonos.La vegetación reverdece las zonas próximas al río, ricas en pequeña fauna en contraste con el marrón de los campos cultivados por los vecinos.

 

Información reserva

En cumplimiento del Reglamento Europeo de Protección de datos, le comunicamos que sus datos forman parten de un fichero propiedad de ASOCIACIÓN PARA LA PROMOCIÓN TURÍSTICA DE LA RUTA DE LA GARNACHA, CIF G99258774 , cuya finalidad es poder desarrollar nuestra actividad comercial o facilitarle la información solicitada, teniendo usted derecho de acceso, rectificación y cancelación de sus datos dirigiéndose a nuestras oficinas en C/ Nueva, 6. 50540 Borja (Zaragoza), o por medio del email gerencia@larutadelagarnacha.es, aportando la documentación necesaria. Los datos recabados por la Asociación para la Promoción Turística de la Ruta de la Garnacha no se cederán a terceros sin causa de legitimación.

Alrededores

ALRE
DE
DORES

Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural: Europa invierte en las zonas rurales
  • Asociación para la Promoción Turística de La Ruta de la Garnacha
  • c/ Nueva, 6.
  • 50540 Borja (Zaragoza)
  • España